NOTICIAS

Consecuencias de las bolsas de plástico
Entre 1953 y 1954 se crearon el polietileno y el polipropileno, las dos clases de plásticos que más se utilizan en la actualidad. Las primeras bolsas de plástico se introdujeron en Estados Unidos en 1957.
A finales de los sesenta hicieron su aparición las bolsas de plástico para depositar la basura. Pero a mediados de los setenta se puso en funcionamiento un nuevo proceso de fabricación que abarató los costes de producción de las bolsas individuales y así empezó todo.
Se calcula que sólo en España se fabrican alrededor de 100.000 toneladas de bolsas de plástico, de las cuales la mayoría se distribuyen en tiendas y grandes superficies. De toda esta cantidad apenas se reciclan alrededor de un 10%.
Por cada bolsa de plástico que se fabrica se emiten cuatro gramos de CO2, haciendo unos cálculos aproximados la fabricación de bolsas en España supone la emisión de 441.000 toneladas de CO2, un 0,1% del total nacional.


Nunca veremos una bolsa de plástico degradada de nuestro uso
Una bolsa de plástico puede tardar más de 200 años en degradarse, y si las dejamos dispersarse por el medio permanecerán ahí muchos años, contaminando suelos, cursos fluviales y mares y hemos de saber que resulta más barato fabricarlas que reciclarlas, por lo que suelen acabar en los lugares más insospechados.
Debemos saber, también, que la destrucción mediante incineración de las bolsas de plástico supone una forma más de contaminar pues se emiten grandes cantidades de gases nocivos.

El mar espera a las bolsas que tiramos

Hay estudios que demuestran que embarcaciones transoceánicas han estado arrojando millones de toneladas de plásticos al mar cada año.
Las bolsas de plástico son arrastradas a distintos lugares de nuestra tierra y hacía los mares, lagos y ríos. Y también acaban en el mar a través de los desagües y las cañerías.


Consecuencias
Las bolsas de plástico pasan a formar parte de la cadena alimenticia y son miles los animales que mueren por haber ingerido las bolsas al confundirlas con alimento.
Las tortugas, las ballenas, los delfines, las focas, y muchas especies de aves se ven en peligro pues el tamaño de su boca hace posible que se traguen estos materiales y acaben muertos de inanición, al tener el tubo digestivo obstruido, o asfixiados por no poder respirar al quedar el plástico atascado en su boca.

No solo causan la muerte directa de muchas especies animales, sino que cuando estas bolsas de plástico se quedan sobre el fondo del mar impiden que las algas crezcan con lo cual muchos animales se quedan sin su fuente de alimentación.


Soluciones al uso de las bolsas de plástico
Parece ser que algunos países están empezando a tomar medidas para paliar este problema, aunque la solución no es fácil.
China prohibirá que las bolsas de plástico se den gratuitamente en las tiendas.
San Francisco vetó las bolsas de plástico no biodegradables, Londres y otras 80 ciudades británicas también están debatiendo la posibilidad de imponer esta medida. El ministro de Medio Ambiente de Australia también ha declarado su oposición a las bolsas de plástico y su intención de prohibirlas.
En España el Plan Nacional de Residuos aprobado por el Congreso a principios de 2007 contemplaba la reducción del 70% de este tipo de bolsas antes de 2015. Para ello, el Ministerio de Medio Ambiente propone sustituirlas por las de papel, que se degrada mucho más rápidamente y emite menos CO2 en su fabricación.
En Suecia o Alemania son los países donde hay una mayor conciencia para evitar el uso de bolsas de plástico. En Francia se van a prohibir los embalajes plásticos no degradables a partir del 2010.


¿Qué podemos hacer los consumidores?

  • Podemos evitar el uso de bolsas de plástico todo lo que sea posible.
  • Rechazar las bolsas de plástico en las tiendas.
  • Llevar nuestra propia bolsa de tela, una cesta o un carro, evitaremos las bolsas innecesarias.
  • Reutiliza las bolsas de plásticos para nuevas compras.
  • Reutilizar las bolsas viejas para depositar la basura.
  • Hacer campaña entre nuestros conocidos para que se animen a reducir el uso de bolsas de plástico.
  • Reclama a tu supermercado que cobren un pequeño suplemento por las bolsas de plástico.